Para un mejor orden interior

Entre el sábado y el domingo vi cosas con las que no concuerdo. Primero, muchos policías frente a las “shoping” y bodegas del centro del pueblo y un carro con alto parlantes repitiendo las medidas de bioseguridad contra la Covid-19. ¿Dónde está el problema?

Aun así, frente a los centros comerciales se mantenían los molotes, las aglomeraciones; los agentes del orden público no eran capaces o no hacían lo suficiente, para que se cumplieran las normas de distanciamiento social. El domingo en la mañana, en la Tijera, la inmensa cola de mujeres sumergida en algarabía, hacía caso omiso a la indicación de tomar distancia de un policía; mientras el resto de sus colegas cercanos, solo miraban y no lo apoyaban. En contraste a la cantidad de policías en el Centro, por el Sur de la ciudad y en el Reparto obrero, no vi ni uno solo.

El centro de Guantánamo, especialmente su casco histórico —zona que existía cuando hace casi 150 años se nos otorgó el título de Villa—, es un área poco poblada, prevalecen los comercios y oficinas; además las casas son grandes y viven familias de pocos miembros. Me atrevo asegurar, que también son personas de un buen nivel cultural. ¿Entonces, porque un carro con alto parlantes y los “caballitos” con sus bocinas, no hacía ese recorrido alertador en zonas como el Sur, muy pobladas y con notable baja percepción de riesgo?

Donde vivo, los muchachos en la calle jugando futbol con sus nasobucos en el cuello —son los hijos de los irresponsables de siempre— y personas mayores recostados del “tronco” charlando tranquilamente, por supuesto, tampoco sin nasobuco. En las mañanas sin muchas preocupaciones en 13 de Junio (Ahogados) entre 9 y 11 Sur, deambulan y hacen estancia innecesarias, personas de todas las edades a las que solo el sol del mediodía, obliga a recogerse. Por boca de otras personas he escuchado quejas que, junto a estas mías, voy a compartir como sugerencias para mejorar el combate a la Covid-19:

  • Debe haber alguien que ayude aplicar la solución desinfectante en la puerta de los establecimientos. Las personas no deberíamos manipular los recipientes, además, ese alguien exigiría porque el lavado de las manos tenga alguna calidad.
  • Las administraciones de cada organismo o establecimiento, deben buscar formas de organización del trabajo, que minimicen las aglomeraciones:
    • Ampliar sus horarios de atención,
    • agilizar trámites y demás servicios y
    • aumentar el personal entre otras tantas medidas.
  • Las zonas densamente pobladas de la periferia, son a las que más deben acudir las autoridades de todo tipo, es allí donde se deben hacer las mayores acciones sanitarias.
  • La Policía debe poner orden estricto donde quiera que esté, porque para eso son las fuerzas para el orden interior. Si ellos no logran el orden necesario, no esperemos que se logre espontáneamente.

Quizás ustedes tengan más que aportar. ;-)

Poco orden en 13 de Junio (27-03-20).
Poco orden en 13 de Junio (27-03-20).

#AmorEnTiemposDeCovid19

Share

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.