Opinión sobre: “Las reformas económicas en Cuba, los intelectuales contestatarios y la cuadratura del círculo”

(Segunda Parte)

No creemos que las reformas lleven a los cubanos a entrar a formar parte de la zona central de la economía-mundo capitalista, a cambio de la salida de alguno de los países que hoy la integran.

Coincido. Creo que es evidente que Cuba no podrá escalar tan alto en la economía‑mundo capitalista, estas líneas me resultan muy interesantes; porque me han hecho pensar en hasta dónde los cubanos podríamos acercarnos a la zona central. Indefectiblemente en lo imaginativo, veo a Cuba construyendo —junto con otros países latinoamericanos y el BRICS— una especie de nueva economía‑mundo, donde lo importante no será que exista una zona central de países privilegiados por el desarrollo que lleguen a tener si no, que lo fundamental estará dado por alcanzar un equilibrio en el desarrollo de las naciones, para evitar el sufrimiento por las crisis recurrentes del actual sistema económico especulativo, así como evitar el colapso de las condiciones de vida en el planeta. Quizás un “ALBA mundial”, en contraposición a la economía‑mundo capitalista.

A la enorme capacidad que tiene Cuba para contribuir a resolver ese proyecto se añade otro no menos sino igual o más importante. En Cuba puede darse la última tabla de salvación para la vida humana y emprender la creación de un organismo autónomo mundial en que los expertos más destacados y responsables de las variadas posiciones críticas y científicas que existen en el mundo diseñen los modelos de una transición pacífica a un modelo de organización de la vida y el trabajo que asegure la vida en la tierra y aleje los actuales peligros de destrucción de la biósfera y del ecocidio.

Este fragmento fue tomado posteriormente a la publicación del artículo: “Cuba es humanidad” por Pablo González Casanova

¿Cómo pedir a los jóvenes cubanos mantenerse exentos de la enajenación si ésta es provocada no sólo por iniciativas como la del “edificio en Centro Habana en que han hecho un sistema de red con treinta y cinco entradas [donde] socializan los ‘paquetes’ que se adquieren; [y donde] cada uno aporta una cuota irrisoria al colectivo” para, presumiblemente divulgarse las últimas novedades del producto cultural banal de factura occidental, sino también por la creciente mercantilización de su entorno, y por “los seriales y las películas norteamericanos a los que [los] somete todos los atardeceres y las noches la televisión cubana” (¡sic!)? ¿Esto no es pedir la cuadratura del círculo?

Estas preguntas solo encontraran respuestas a largo plazo; me imagino que son tan difíciles como imposibles de responder. No creo que esos intelectuales que ven contradicciones en los necesarios ajustes para entronizar en la economía‑mundo capitalista puedan responderlas. Si la Revolución logra marchar victoriosa por el escabroso camino a recorrer en lo económico, pero aún más espinoso en lo ideológico1, irán desapareciendo las contradicciones identificadas por los contestatarios.

[…] la propiedad cooperativa, que no es un hecho económico nuevo en la Isla, se nutre de la propiedad estatal, que cede espacio y no (y esto sí sería progresivo) de la propiedad privada, la que también engorda y gana terreno, sobre todo, a través de negocios de nueva creación y en la agricultura, aunque en este caso a través de la modalidad de usufructo de tierras estatales.

Quizás no entiendo lo que se plantea en esta porción del artículo. Las cooperativas no agropecuarias (CNA) están formándose a partir de entidades estatales que arriendan los locales y los principales medios de producción que ellas no pudieron gestionar con efectividad. En esencia la propiedad continúa siendo social, solo la gestión de la nueva organización, es cooperada. Además, ante todo, las producciones de las CNA deben responder a un encargo estatal. Según avancen los años, se irán ajustando los impuestos, la ley de oferta y demanda tendrá sus ajustes y primará la excelencia en los servicios como mayor valor para mantenerse en la competencia. De manera tal, que un pequeño privado nunca percibirá mayor riqueza de la que le permita la sociedad.

Estos procesos de transformaciones económicas se están haciendo de manera paulatina y son evaluados cuidadosamente por la dirección de la Revolución; evitando así incurrir en errores ya conocidos y rectificando los inevitables. Hay que tener confianza en el proceso de actualización porque es progresivo, no retrógrado.

Conclusión preliminar

Haber intercambiado varios criterios con personas que he tomado como amigos, me ha creado la necesidad de buscar información precisa para poder argumentarme en aspectos económicos y politicos que son en los que fundamentalmente, profundiza Rodolfo Crespo en lo que he llamado “segunda parte”. Entonces quisiera darme tiempo para estudiar, revizar y crear una “tercera parte” en la que podrían participar otros tan interesados como yo en este artículo.

¿Recuerda la primera parte de esta opinión?

Hasta la próxima;-)

 


  1. En un artículo llamé la atención sobre las tergiversaciones de la realidad cubana en medios de comunicación digitales del patio, financiados por el presupuesto estatal.

 

Share

9 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Armando en 28 agosto, 2015 a las 12:19 pm
    • Responder

    Hola, mis saludos. Acá les dejo url dónde pueden encontrar un libro que les puede resultar, útil e interesante.

    Saludos

    http://huxley.cubava.cu/category/libros/

    1. OK, gracias. Ya estamos revisando el sitio.

      Saludos;-)

  1. Estaba revisando noticias en los sitios cubanos, en revistas norteamericanas, en la edición de Time, un anuncio sobre los cruceros en Cuba para el 2016, Miami, Habana, Pinar del Río, Santiago de Cuba, Holguín, Miami; precio 7 500 dólares por persona…Ahora, cuando se se ponga la “verde”; es cuándo de verdad deseo ver cómo hacer coincider los discursos “teologicos”, con una realidad que será como una avalancha, según cifras a Cuba, la pueden estar visitando de aqui a un quinquenio, 10 millones de estadounidenses. Veremos…

    Tanto grandes cruceros de lujo como modestos ferrys estadounidenses están “preparados” para recibir la “luz verde” que les permita cumplir itinerarios a Cuba, aunque esos viajes podrían demorarse visto habrá que esperar a que se apague la luz “roja” que los prohibe.

    Según medios de prensa, los primeros viajes hacia la isla podrían partir desde Palm Beach, estado de la Florida, en 2016, recorriendo así las “90 millas” que separan a los dos países: una decisión que abrirá otra puerta para el fin del embargo que aplica Washington a la “isla prohibida” desde hace casi 60 años. Pese a los avances en el diálogo Cuba-EEUU de estos meses los problemas bilaterales, con el embargo en primer lugar, parecen muy difíciles de resolver. La firma Pearl Seas Cruise decidió sin embargo saltar el obstáculo al anunciar que tratará de establecer su ruta “cubana” sin “romper” el ‘bloqueo’ anti-Cuba que sólo puede “levantar” el congreso de Estados Unidos, donde el presidente Barack Obama puede, y al parecer quiere, debilitar lentamente a la medida.

    Manny Almira, director del Puerto de Palm Beach, destacó a la prensa que por ahora Pearl Seas no ha escogido “oficialmente” el lugar desde donde zarparán sus cruceros. La empresa ya ha proyectado al menos seis viajes a Cuba entre el 6 de marzo y el 25 de abril del próximo año, destacó el sitio web Cubadebate tomando como fuentes a medios del país vecino. La página digital de la Pearl informó por su parte que el crucero tocaría La Habana y seis ciudades más durante un viaje de 10 días con más de 200 pasajeros que pagaría cada uno alrededor de 7.500 dólares.

    Para eludir legalmente los efectos del embargo, la empresa dijo haber solicitado a las autoridades estadounidenses un permiso para ser incluido en los actuales, y legales, contactos “pueblo a pueblo”: este sistema permite viajes a Cuba si los viajeros tienen alguna de las “12 razones” previstas por la ley para hacerlos, entre los cuales intereses culturales, religiosos y otros. Hace muchos años los ferris de Estados Unidos eran un pintoresco servicio marítimo a Cuba, que fue desapareciendo hace medio siglo a causa del conflicto bilateral entre ambas naciones.

    Ahora, los ferris han vuelto a tomar la iniciativa y se lanzaron a anunciar rutas, tras obtener las licencias de los Departamentos del Tesoro y del Comercio de Washington. Sin embargo, ningún buque, ni lujoso ni más popular, ha zarpado hasta ahora. Probablemente se está examinando la manera para “abrir” más puertas comerciales bajo las condiciones del embargo. La cautela de Washington es visible. El Departamento de Estado ha por ejemplo negado la veracidad de un acuerdo “revelado” por el Wall Street Journal entre Obama y las principales aerolíneas estadounidenses para “unir esfuerzos” y reanudar vuelos directos comerciales a Cuba.

    La “resistencia” en Washington por parte de sectores republicanos a la “nueva política cubana” de Obama es uno de los factores políticos que pueden mantener aún la “luz roja” encendida tanto para buques de lujo, como para los populares ferris.

  2. yo creo que sobre todo es necesario mayor inclución social!

  3. “Inclusión social”, ¿qué significa? Ya han aclarado que los viajes en cruceros y ferrys son en un solo sentido, univoco. A eso se refiere.

  4. Puedo recomendarles una lectura:

    http://luchatuyucataino.cubava.cu/2015/09/10/cuba-pensamiento-izquierda-siglo-xxi-i/

    1. Hola huxley:-)

      Acabo de leer por saltos el artículo. Me resulta muy contradictorio y explico mis razones:

      Primero: ¿Cómo un militar de tan larga trayectoria, seguro militante del PCC, dice militar ahora en “La Nueva Izquierda Revolucionaria y Socialista Cubana”, organización que no conozco ni me imagino su necesidad de existencia para lograr la actualización del socialismo en Cuba?

      Segundo: Teniendo en cuenta sus ideas progresistas, ¿cómo entender que mencione “errores” cometidos en la Revolución que han sido salvados ya o que están en proceso de rectificación?

      Si alguien me explicara, creo podría comprender.

      Saludos;-)

      1. EN MI opinión mira el 1er error es no dar paso a la opinión de las minorías o sea si el sistema no consigue someter la opinión de las minorías ante la opinión de las mayorías tal y como dicta la democracia digamos en su interpretación más clara entonces puede ser complejo 1ro que dicho sistema consiga evolucionar -o sea diagnosticar sus propios errores y corregirlos más si esos mismos errores benefician en mayor o menor a medida a no pocos de los que toman decisiones- esto por supuesto encontró justificación perfecta en las minorías que se apoyaban y apoyan o reciben ayuda fondos etc. desde el exterior… pero si no existe democracia será complejo que exista la posibilidad de evolucionar social política y económicamente.

        otro error y devenido del 1ro la impunidad pues hoy incluso se habla se reconoce no pocos errores pero quienes propiciaron no pocos de dichos errores siguen tomando decisiones no menos importantes y es sumamente complejo instalar un proceso que consiga señalar a quienes propiciaron dichos realidades.

        otro error fue la exclusión de la sociedad pues amen de las OM las mayorías hoy se autoexcluyen debido al grado de impunidad así como el grado inactividad o sea no pocos afirman que opinar es inservible…

  5. Bueno si se lee por saltos se termina sobre-saltado. Hasta ser contradictorio.

    qbano

    Estoy de acuerdo, el tema del consenso, la mayoría con el respeto hacia las minorías, la “rendición de cuentas”.

Responder a huxley Cancelar respuesta

Tu email nunca se publicará.