Etecsa, Etecsa, Etecsa…

Hoy en la Historia

Más del #25May en Ecured…

En Guantánamo

Más de Guantánamo en DG-Historia e Identidad…

Hay quienes —refiriéndome a los buenos cubanos— no paran de quejarse, otros nos quejamos menos y supongo, habrá quien no tenga de qué quejarse y, aun así, lo hará. Hablar de los demás —normalmente de lo malo— es fácil, por eso lo hacemos tan habitualmente. Todos tenemos la razón y defendemos lo que decimos con múltiples “argumentos”, porque si no, sería como admitir que estamos locos o en el mejor de los casos, que hablamos basura. A Etecsa le pasa lo mismo que al resto de las empresas cubanas: Aún le falta mucho por satisfacer, toda la demanda. ¿Pero, por qué no se habla en la misma medida de otras entidades con similares problemas? ¡Ah, me huele algo extraño en el asunto!

Si no tuviéramos bloqueo —me refiero en de los EE.UU.— y/o los cubanos trabajáramos lo suficientemente duro para producir y exportar bastante —le pregunto a esos buenos cubanos—: ¿Qué recibiríamos de Etecsa? Considerándome uno de eso buenos cubanos, me imagino que mucho mejor servicio.

Compartiendo datos.

Sé que cuando pasa un ciclón arrebatando de su lugar todo lo que pueda, rápidamente viene Etecsa y lo pone todo en orden. Una vez dispuso la Telefonía Fija Alternativa —los teléfonos de minutos— a un precio módico porque no podía hacer otra cosa, hasta que poco a poco, ha ido extendiendo la telefonía fija por todo el país. Los usuarios de líneas celulares aumentan y se expanden las redes de última generación (4G). Con la explosión del tráfico buscan cómo optimizar el funcionamiento de la red. Escalonadamente han ido bajado los precios de sus servicios: ¿Se acuerdan de cuándo la hora de navegación costaba 4 “pesitos”? Y al menos, de 11:00 pm a 6:59 am, la tarifa de voz es 3,5 veces menor. Me imagino que hay mucho más que decir, pero yo no sé tanto.

¿Y para dónde creen que cogen las divisas que se ingresan por recargas internacionales? Posiblemente todos los que nos quejamos de Etecsa, hayamos tomado un poquito de leche o recibido algún antibiótico comprado con esos USD luchados por “el monopolio”.

Si usted quiere gastar su salario en bla, bla, bla o comentando —lo que les dije arriba— en feisbuk, y no esperar tiempos mejores para darse esos lujos, ese es su problema, no está obligado a sufrir. Mire a su lado, seguro que habrá más de un cubano que hace una vida más sana que usted, sin un celular, hasta sin una cuenta Propia. Así éramos todos hasta hace un tiempo: ¿o es que no se acuerda?

Yo descubrí que hay cosas más importantes que hablar mal de Etecsa, de la empresa donde trabaja mi amigo, mi hermana o el vecino de al frente. Estudie un poco, léanse un libro, compre el periódico, vea el Noticiero, practique ejercicios, atienda a su pareja y a sus hijos, gaste el saldo en lo imprescindible y deje de hablar tanto de Etecsa, que ellos saben lo que hacen, y hacen lo que pueden en medio de tanta basura.

Saludos #DesdeGuantánamo 😉

Share

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.