Defendernos y rectificar también

Triste ver a casi niños —niños por la edad y por la falta de preparación para comprender lo que sucede y en consecuencia, obrar decorosamente—, presos por culpa de otros… Espero que el hombre negro de la motorina negra ya esté preso, confiese sus crimines y sea castigado duramente.

Yo y un montón de gente en Guantánamo llevamos días y meses trabajando, luchando contra la pandemia para salir de ella cuanto antes. Entonces, por solo respeto al sacrificio de unos o cumplimiento del deber para otros, a ese tipo y todos los que a nuestras espaldas quieran jodernos, pido sean llevados a las comunidades, a darles la cara a las personas que amenazaron, para que todos vean cómo el pueblo responderá. Quizás así, los enemigos de la Revolución —en fin, los enemigos del pueblo cubano—, sientan que esto sigue siendo de “Patria o muerte” o “Socialismo o muerte”, que para mí es lo mismo.

También esto debe servirle a la Revolución para que sepa, que tiene hijos descarriados, otros que se les puede engañar fácilmente, entre otros tantos que atentan contra la madre y sus hermanos.

Hay hijos talentosos, adultos con insuficiente cultura política, que creen tener razón en todo y entonces, hacen una política equivocada, fuera de contexto y para colmo, dicen que no se meten en política, porque “la política es sucia”. Que yo sepa, estos últimos no arrojan piedras o ponen carteles subversivos, son artistas, profesores, en fin, personas que por sus profesiones son gente útil a la sociedad; pero se creen cosas, son líderes de opinión y arrastran a otros muchos hermanos, convertidos en pobres diablos que un día, se mostraran como tal.

Es mucha la educación que nos falta por recibir.

Saludos #DesdeGuantánamo.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.