Tren nuevo, lo demás, viejo

Hoy en la Historia

Más del 7Nov en Ecured…

En Guantánamo

  • En 1974 el jabalinista Raúl Fernández obtuvo medalla de oro en los XII Juegos Centroamericanos celebrados en Santo Domingo, al alcanzar la marca de 75, 3 m.
  • En 1976 se constituyó la Asamblea Provincial del Poder Popular, integrada por 58 delegados directos elegidos en Asambleas Municipales.

Más en la familia Desde Guantánamo..

Recibimiento en Guantánamo del viaje inaugural del nuevo Tren chino.

Recibimiento en Guantánamo del viaje inaugural del nuevo Tren chino. Venceremos

El primero de agosto, luego de 20 años, volví a viajar en tren desde La Habana a Guantánamo, lo hice en servicio especial. Tomé algunas notas sobre lo que experimenté en el trayecto a casa, para mis adentros, evaluar la calidad del recién renovado servicio; el cual presentó problemas desde el mismísimo primer día de su puesta en marcha. Pretendí hacer un artículo, pero me desmotivé, no quise perder tiempo escribiendo sobre algo que creo comprender, no puede ser de otra mejor manera.

Semanas después surgieron razones para no dejar pasar la oportunidad de continuar compartiendo mis experiencias en la web. La primera: al regresar el día 20 de octubre a la Capital, esta vez en servicio regular, conversé con la hermosa ferromoza de mi coche, con la cual coincidí en varios puntos de vista sobre el status quo de ese fundamental medio de transporte. La segunda —en dicho viaje—: el actuar informal de algunos miembros de la Policía ferroviaria y la tercera —gracias a esas casualidades del destino—: el último párrafo de la crónica “El tren”[1] por Enrique Núñez Rodríguez, que por conveniencia, reproduzco a continuación:

“Quizás por todas esas cosas me duele cuando oigo hablar del mal servicio en los trenes. No puedo creer. No puedo creer que se deba a las naturales escaseces del Periodo Especial que nos ha tocado vivir. Pienso más bien que se trata de que falta el espíritu amable y disciplinado de aquellos hombres de uniforme caqui y reloj de bolsillo que nos hacían tan agradable el recorrido, y eso, que hace olvidar la incomodidad de los asientos de palo, los rigores de la temperatura o las mordidas del hambre, no cuesta divisas. Se llama, sencillamente, amor a la profesión.

Cronología a vuela pluma

06:00 PM

Abordé el tren en la estación La Coubre. Debía partir a las 06:05.

06:40 PM

Iniciaron videos musicales de Leonis Torres y del programa Vivir del cuento, que variaban frecuentemente en volumen.

Poco después

Desde el centro del coche, la ferromoza comenzó a dar una información prácticamente inaudible, por el volumen de los videos y por estar de espalda siempre a una parte de los viajeros que le decían, no oír. Lo único que pude escuchar bien fue: “La locomotora está rota” y “un feliz viaje”, que no había empezado ni creo, se informó cuándo lo haría.

 

Un manicomio: Los pasajeros iniciaron un deambular incesante. Las conversaciones parecían se efectuaban en el patio de sus casas, mientras continuaba alto el volumen de los videos.

 

Los pasajeros comenzaron a visitar los baños desde temprano. La ferromoza dijo que si se accionaban varias veces el botón de descarga de la tasa, se bloquearía.

 

Aburrido, en un momento baje y escuché de los empleados que estaban en el andén, hablar sobre las roturas de esos coches nuevos.

08:05 PM

Salida del tren.

 

“Ya estoy aburrida de Leonis Torres”, proliferó una adolescente que al principio parecía encantarle las canciones.

10:45 PM

Reiniciaron los video, desde el principio.

01:52 AM

Luego de unos cuantos minutos detenidos en Santa Clara, la ferromoza da a conocer que vamos a estar así un buen tiempo, por “fallo total de la locomotora”.

03:43 AM

Continuamos viaje.

05:38 AM

Luego de un buen tiempo con calor, los pasajeros protestaron porque el aire acondicionado estaba apagado. Un miembro de la tripulación le dijo a la ferromoza que una señora en la parte delantera del coche expresó, que un muchacho había manipulado los controles del equipo. A viva voz la ferromoza espetó que la señora era una chismosa, porque los cuatro coches venían con los aires apagados. La pasajera ofendida, aseguró que lo que dijo es verdad, que ella solo no fue la que vio: “Lo que pasa es que el resto de los pasajeros no hablan”. Luego la ferromoza fue a darle alguna explicación.

 

Finalmente volvió a restablecerse el aire acondicionado y se escuchó una explicación de Manfugas, miembro de la tripulaión.

10:14 AM

Varios integrantes de la tripulación deambulaban por el coche; pero nadie ha dado los buenos días y mucho menos, han ofrecido información acerca del viaje para lo que queda de día.

12:40 PM

Pasa una tripulante con bandejas de almuerzo. Parece que ellos sí tienen previsto que necesitaban almorzar al medio día; pero parecía, se habían olvidado de las personas por las que ese viaje existía.

 

Los pasajeros comenzaron a decir que venderían una nueva merienda.

02:30 PM

Llegó una merienda regalada.

04:45 PM

Terminó el viaje, 22 horas después.

Algunas conclusiones

Quizás los coches no sean de muy buena calidad, por tanto, hay que esmerarse en cuidarlos porque si no, pronto todo será viejo, como hasta hace poco.

Las locomotoras a utilizar, deben de ser nuevas también —recientemente arribaron al país locomotoras rusas— o al menos, estar en perfecto estado técnico.

Al igual que en una crítica al servicio que presta Omnibus Guantánamo, el principal indicador a evaluar en los trenes nacionales debe ser la calidad del servicio y sus máximos responsables, también son los transportistas.

Saludos ;-)

 


  1. Tomado de “El vecino de los bajos. 99 ‘nuevas crónicas’ Enrique Núñez 87-02”.
Share

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.