«

»

Nov 18

Otra megaburla

Hoy en la Historia

Tomado de Ecured

Megaburla en Guantánamo (2016)

Ni siquiera, he escuchado a alguien preguntarse, entre tanta incertidumbre, por quién tomo las supuestas fotografías, única evidencia. Venceremos

Hola:-(

Nuevamente, por falta de espacio en la sección de comentarios del Veceremos digital, me veo obligado acudir a este blog para poder plasmar mi criterio a raíz de uno de sus artículos publicado hoy: ¡Cuidado, bola suelta!

Siento profundamente lo ocurrido; porque considero que la magnificación o trascendencia de algo así, solo puede ocurrir por personas culturalmente pobres. Para mí, la afirmación plasmada en el diario: “…no tiene lógica una línea evolutiva para un animal con estas características, ni es real por parámetros físicos y estructurales…”, debía ser compartida por la inmensa mayoría de los guantanameros que hemos recibido una excelente instrucción en nuestras escuelas —hasta la universidad—, que desde niños también hemos consumido una gran cantidad de programas naturalistas en nuestra televisión, así como, actualmente, tenemos la posibilidad de acceso a disímiles fuentes de información, precisamente por la cual se ha regado esta bola. Con todo lo anterior, por sí solos, debíamos haber abortado esa megaburla que no pocos, aún la consideran como un suceso interesante.

Entretenimientos en Facebook.

Tomado de facebook.

Cosas como estas existen desde hace mucho tiempo, gracias fundamentalmente a los software para computadoras. Las cartas de cadena —método considerado como programa maligno— son el ejemplo más corriente de engaños masivos en las redes; así como las imágenes que indiscriminadamente en Facebook convocan a orar sin más, por personas que aparentemente padecen severas dolencias.

Considero muy serio el asunto por cómo se ha llegado a manifestar en nuestra sociedad. Lo acontecido devela importantes insuficiencias que probablemente, también impedirán a muchas personas comprender las complejidades de muchos procesos sociales que nos urgen transformar en la construcción de una sociedad cualitativamente superior a la actual. Entonces, resulta impostergable el desarrollo de un sistema de gestión de información y conocimientos en la web —la Intranet de la Provincia—, bien ajustado a las necesidades informativas y cognitivas de los guantanameros; el que desde la Unión de Informáticos de Cuba (UIC) ya estamos proponiendo hacer.

Ojalá lo ocurrido —que quizás no fenezca hasta que salga este artículo de Venceremos en su publicación impresa—, se le dé tratamiento en nuestras escuelas, en aras de preservar, potenciar, el pensamiento científico, crítico, reflexivo de nuestra juventud; para que no sean tan crédulos como los maravillados con esa ridícula burla digital.

Me despido recordando los augurios de nuestro líder supremo para esta tierra:

El futuro de nuestra patria tiene que ser necesariamente un futuro de hombres de ciencia…”

Fidel (15/01/1960)

Saludos.

 

Share

9 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. Anónimo

    totalmente de acuerdo, buen artículo

  2. Isa

    Facebook debería borrarlos

  3. Elio Antonio

    Hola:-)

    Hoy leí esto que Palante rememora en su 55 aniversario (número 10):

    Y otro asunto que dio materia prima para plumas y teclados, fueron las llamadas “bolas” (bulos) que echaban a rodar ciertos tipos y que los ingenuos de siempre se tragaron. Podemos mencionar aquella bola de que en una laguna capitalina habitaba un monstruo prehistórico —que resultó ser un tronco de una palma hundida. En otra oportunidad corrieron la bola de que una pieza de las máquinas de coser Singer era de plata muy valiosa y que se pagaba un alto precio por ella; el resultado fue gente desarmando sus máquinas de coser para averiguar la famosa piececita. Palante hasta sacó una portada burlándose de aquel engaño.

    Igual pasó con el rumor de que había una moneda de un centavo que era codiciada por cierto motivo numismático que no se aclaraba. Y se formaron colas de ingenuos en las puertas de los bancos con cartuchos llenos de quilos, para ver si tenían suerte. ¿Y qué decir de aquellos que se creyeron el cuento de que un pulso de cobre resultaba una panacea para la salud? Cientos de personas se afanaban pelando cables eléctricos para hacerse un pulso.

    ¡Ah! ¿Y el “hongo chino”? Se corrió la bola de que si se ponía borra de té negro a fermentar, daba un moho con tremendas propiedades. Y la gente a criar hongos de té y tomarse aquello. Y muchas más cosas parecidas o peores. En todos los casos, nuestros lectores terminaron riendo de aquellos “tontos de capirote”.

    Saludos;-)

    1. Anónimo

      Hola Eio Soy Cuco . Que manera de reir con la perrita Antropomorfa . Ja Muy interesante tu comentario . estoy muy complicado y casi no tengo teimpo para leer las redes pero esto me lo envio marta y lo disfrute . Aprovecho para saludar que llevo vun tiempo perdido delas redes . Chao

      1. Elio Antonio

        Hola cuco:-)

        Me alegro por ti, Marta me comentó que estás bien y eso es lo importante. Seguiremos en contacto.

        Saludos;-)

  4. sachiel

    Elio, saludos miles… ¿Como pudiera contactar a Legna, mediante tus buenos oficios?

    1. Elio Antonio

      Hola Sachiel:-)

      Un gusto tener tus palabras nuevamente por aquí. Ya no tengo tu dirección para mandarte la de Legna; así que vuélvela a enviar a: elioa@infosol.gtm.sld.cu. Ella te espera.

      Saludos;-)

  5. Elio Antonio

    Hola:-)

    Aquí un artículo en Reflejos sobre los coge “bobos” en las redes: http://davidson.cubava.cu/2016/11/21/redes-informaticas-mentiras-bromas-enganos-y-cadenas-en-internet/

    Saludos;-)

  6. Yordanis

    Totalmente de acuerdo. Es penoso ver que con tan pocos criterios creíbles, gran parte de nuestra población caiga en escenas de incredulidad absurda, sin antes dedicarse a pensar y analizar. En el momento que estamos viviendo, nuestra sociedad (y hablo a nivel mundial) se ha vuelto cada vez más incrédula. Necesitamos, como bien decías, una conciencia basada en hechos y no en teorías ni en cuentos de camino. Lo que hoy pudo ser unas imágenes de una exposición de una artista australiana, creando así un mar de ideas ilógicas e imaginativas en nuestra población; mañana puede ser algo más grande e importante que atente además con nuestra propia seguridad. “La ignorancia mata los pueblos”.
    No me satisfiso el artículo publicado por el periódico Venceremos, donde nuestros científicos y expertos en la materia dan un rodeo poco elaborado, y tomando alguna que otra palabra técnica para salir ilesos. Desde el primer momento que las fotos llegaron a mi (de celular en celular), supe que era una cosa absurda o casi imposible que pudiera existir realmente. Cada vez que las veía, siempre recurría en mi mente a mis conocimientos adquiridos por nuestra prestigiosa educación. El artículo debió hacer más énfasis en la investigación, y no dejarlo en el aire creando aún más dudas. Ahora está claro, pero pudo ser un camino abrupto para desentrañar; aunque aún existen personas hablando del tema en la calle, que aún no han podido ver la noticia en internet, por la conocida falta de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>