Notas sobre “Rumbo al Socialismo”

Frases para respaldar ideas | Ideas no comprendidas

Orlando Borrego (colaborador del Ché)

Orlando Borrego (1936-). Colaborador del Ché.

Orlando Borrego

(Editorial de Ciencias Sociales, La Habana 2006)

“En tal sentido coincidimos plenamente en que el ALBA no se hará realidad con criterios mercantilistas ni intereses egoístas de ganancia empresarial o beneficio nacional en perjuicios de otros pueblos. Solo una amplia visión latinoamericana, que reconozca la imposibilidad de que nuestros países se desarrollen y sean verdaderamente independientes de forma aislada, será capaz de lograr lo que Bolívar llamó ‘Ver formar en América la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riqueza que por su libertad y gloria’ y Martí concibiera como la ‘América nuestra’, para diferenciarla de la otra América, expansionista y de apetitos imperiales. [Fragmento de la Declaración Conjunta que recoge el acuerdo entre Chávez y Fidel para la aplicación de la Alternativa Bolivariana para las Américas. Pag. 51]

El problema de la propiedad social

“Hay que tener en cuenta que una revolución funciona como un proceso, como un movimiento social que se desarrolla en el tiempo acorde a las condiciones y características de cada país. Todos los cambios no se producen de inmediato y por acciones voluntaristas de los que dirigen ese proceso.

“Uno de los mayores obstáculos con que tropieza la revolución es el de guerra mediática, con la profusión de ideas que distorsionan la realidad y el espíritu con que se aplican la mayor parte de las medidas revolucionarias. [Pag. 86]

Experiencias sobre la aplicación de los sistemas de dirección económica

“En Cuba fuimos muchos los que tuvimos el privilegio de compartir modestamente el complejo trabajo de dirección, cuando aún éramos muy jóvenes, y nuestra ignorancia de entonces sobrepasaba el calificativo de ilustres ignorantes en las responsabilidades administrativas que tuvimos que asumir. [Pag. 104]

“Sabíamos que nuestro deber era garantizar una administración eficiente de la propiedad social que pasaba a nuestras manos inexpertas de funcionarios del Estado revolucionario, pero ni por asomo conocíamos lo más mínimo acerca de aspectos conceptuales sobre economía política, planificación de la economía nacional o diseño global de un modelo perspectivo para el desarrollo de la economía del país.

“Acerca de cuánto se debía dedicar a la acumulación y al consumo, o qué reservas debía tener el país para su defensa nacional, era tan comprendido por nosotros como si nos hablaran en lengua de otras galaxias. [Pag. 105]

“Pero los problemas relacionados con las técnicas de dirección no resultaban los más preocupantes. Lo que sí fue objeto de gran preocupación desde muy temprano, fue el lugar en que situaban en aquellos países, el desarrollo de la conciencia para la formación del hombre nuevo de la sociedad socialista. En algunos ni se hablaba sobre el tema. [Pág. 106]

“Sin lograr el hombre nuevo no se podía hablar de socialismo decía el Che. Si solo se trata de la satisfacción material del individuo y de colmar sus intereses personales, sin tener en cuenta el interés social, entonces ese modelo de socialismo no me interesa, enfatizaba reiteradamente.

“Junto al desarrollo de las fuerzas productivas hay que desarrollar la conciencia de los hombres y las mujeres en la sociedad socialista. Llegará un momento en que la curva de desarrollo de la conciencia se unirá a la del desarrollo de las fuerzas productivas. Ese punto de inflexión indicará que se ha llegado a la sociedad superior. [Pág. 107]

“La experiencia cubana tampoco está libre de pecado en esas lídes. A mediados de la década del 70 y estimulados, de buena fe, por muchos compañeros que consideraban que se debía aplicar en Cuba el modelo económico que se venía practicando en la URSS y otros países socialistas se decidió “experimentar” con lo que se llamó una “versión restringida del mismo”. Ese modelo estaba basado en la autogestión económica. [Pág. 109]

Si el Che estuviera vivo para ese momento, quizás no se hubiera aplicado tal experimento. [ Elio Antonio ]

“Recordemos con el Che que a veces las palabras se convierten en categorías “per se”. Los términos congestión y autogestión están asociados en la mente de los trabajadores y trabajadoras al enriquecimiento individual, vale decir que llevan en su seno el germen del interés personal en estrecha vinculación con la propiedad privada sobre los medios de producción.

“Esto no quiere decir que seamos absolutos en el análisis de los términos y neguemos la posibilidad de utilizar ese modelo de gestión en el caso de producciones y servicios específicos y en etapas muy concretas acorde con la evolución del proceso revolucionario y las posibilidades de consolidar una economía socialista en un determinado plazo histórico.

“Me estoy refiriendo concretamente a la pequeña producción campesina, a los sectores cooperativos, a producciones artesanales de muy pequeño número de trabajadores y a determinados servicios de carácter popular donde se ha demostrado que no opera la propiedad pública o estatal con la mayor efectividad. [Pág. 113]

“La tendencia debe ser, según él, a liquidar lo más vigorosamente posible las categorías antiguas. O por mejor decir, las condiciones que provocan la existencia de las mismas; la cogestión obrera y la autogestión económica entre otras.

“Aquí aparece con toda su fuerza el principio desarrollado por él sobre la cuestión de la conciencia. Su enfoque expresa un viraje, no solo en la historia sino en la forma de hacer la historia, viraje por el cual el hombre asume conscientemente la tarea de organización de la sociedad. El plan es, entonces, el instrumento que expresa el proyecto revolucionario; su misión no consiste solamente en permitir el conocimiento de las leyes que operan en la realidad, sino en la posibilidad de posicionarse frente a esa realidad para incidir en ella. En palabras del Che: “La planificación centralizada es el modo de ser de la sociedad socialista y por tanto le atribuimos mucho mayor poder de decisión consciente”. [Pág. 221]

“En lugar de poner a disposición del socialismo las herramientas legadas por el sistema anterior, señala que el plan es el mecanismo a través del cual los hombres dejan de ser menos instrumentos de la historia, para pasar a dirigir su desarrollo conscientemente, convirtiéndose en arquitectos de su propio destino. En esas condiciones no queda espacio posible para la gestión o la autogestión económica. [Pág. 122]

“Vale decir que propiciar un sistema de administración basado en la cogestión o la autogestión significaba un burdo retroceso en relación con los adelantos alcanzados por los propios monopolios capitalistas. Esos adelantos estaban presentes de manera significativas en el uso de las más modernas técnicas de dirección en las distintas sucursales de los monopolios norteamericanos en Cuba. [Pág. 123]

“Sus estudios lo llevaron a la convicción de que era necesario abordar simultáneamente la tarea de destrucción de la herencia económica e ideológica del capitalismo y no a potenciar la utilización de sus leyes y categorías en el seno de la economía socialista. Si bien, para él, las técnicas de dirección de los monopolios no eran en lo absoluto contaminantes en la economía socialista., sí lo eran sus leyes y categorías por expresar la esencia explotadora del sistema capitalista. [Pág. 123]

“Contra el economicismo de los modelos de cogestión o autogestión, el Che postulaba la autonomía relativa y la eficacia específica de la superestructura de un Estado moderno junto a la labor política e ideológica del Partido, que es el que indefinitiva dicta la política económica del país. Atribuye una importancia decisiva a las motivaciones politco‑morales por su acción orientada a la transformación de la conciencia de las masas, única vía efectiva para alcanzar el objetivo supremo de la nueva sociedad, esto es, el desarrollo máximo de las fuerzas productivas —dentro de la racionalidad de la sociedad socialista— y simultáneamente el “Desarrollo del hombre nuevo como ser social”. [Pág. 124]

[ Estudio inconcluso ]

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>