Notas sobre “El socialismo y el hombre en Cuba”

El hombre debe autoeducarse” y siguiendo ese percepto del Ché, tomo el “Socialismo y el Hombre en Cuba” como una guía inmediata para orientarme como revolucionario. En pocas palabras se sintetiza un gran pensamiento. De los líderes a seguir, es el guerrillero heróico el más reciente del cual disponemos de un texto así. ¿Tendrá Fidel un libro que se pueda tomar como metodología para implementar el Concepto Revolución? En mis estudios iniciados recientemente sobre el marxismo-leninismo, trato de encontrar explicación a un sin número de incógnitas sobre cómo ser un revolucionario. Y esta carta dirigida a Carlos Quijano del semanario Marcha de Uruguay, me está ayudando mucho.

 

El Che.

El Guerrillero heroico (1928-1967). Haydee Santamaría: “Todo lo que creaste fue perfecto, pero hiciste una creación única, te hiciste a ti mismo, demostraste como es posible ese hombre nuevo, todos veíamos así que ese hombre nuevo es realidad, porque existe, eres tú…”. Tomado de: “El socialismo y el hombre en Cuba” es una provocación del Che…

Frases para respaldar ideas | Ideas no comprendidas

Ernesto Che Guevara

(Editorial Política, La Habana 1988)

“Es común escuchar de boca de los voceros capitalistas, como un argumento en la lucha contra el socialismo, la afirmación de que este sistema social o el periodo de construcción del socialismo al que estamos nosotros abocados, se caracteriza por la abolición del individuo en aras del Estado. […] [Pág. 1]

“Durante este proceso, en el cual solamente existían gérmenes de socialismo, el hombre era un factor fundamental. En él se confiaba, individualizado, específico, con nombre y apellido y de su capacidad de acción dependía el triunfo o el fracaso del hecho encomendado. [Pág. 2]

“Fue la primera época heroica, en la cual se disputaban por lograr un cargo de mayor responsabilidad, de mayor peligro, sin otra satisfacción que el cumplimiento del deber. En nuestro trabajo de educación revolucionaria, volvemos a menudo sobre ese tema aleccionador. En la actitud de nuestros combatientes se vislumbraba al hombre del futuro. [Pág. 2]

Aún debería evaluarse o distinguirse la vanguardia de hoy por como se distinguía la vanguardia de entonces. [Elio Antonio]

“En otras oportunidades de nuestra historia se repitió el hecho de la entrega total a la causa revolucionaria. Durante la Crisis de Octubre o en los días del ciclón Flora, vimos actos de valor y sacrificio excepcionales realizados por todo un pueblo. Encontrar la fórmula para perpetuar en la vida cotidiana esa actitud heroica, es una de nuestras tareas fundamentales desde el punto de vista ideológico. [Pág. 3]

Ché compartiendo con trabajadores

El Che compartiendo lecturas con los trabajadores de Verde Olivo. Tomado de CubaDefensa.

“Aparecía en la historia de la Revolución Cubana, ahora con caracteres nítidos, un personaje que se repetirá sistemáticamente: la masa. [Pág. 3]

“Este ente multifacético no es, como se pretende, la suma de elementos de la misma categoría (reducidos a la misma categoría, además, por el sistema impuesto), que actúa como un manso rebaño. Es verdad que sigue sin vacilar a sus dirigentes, fundamentalmente a Fidel Castro, pero el grado en que él ha ganado esa confianza responde precisamente a la interpretación cabal de los deseos del pueblo, de sus aspiraciones, y a la lucha sincera por el cumplimiento de las promesas hechas. [Pág. 4]

“[…] Otras veces, experiencias locales se toman por el partido y el gobierno para hacerlas generales, siguiendo el mismo procedimiento. [Pág. 4]

“Sin embargo, el Estado se equivoca a veces. Cuando una de esas equivocaciones se produce, se nota una disminución del entusiasmo colectivo por efectos de una disminución cuantitativa de cada uno de los elementos que la forman, y el trabajo se paraliza hasta quedar reducido a magnitudes insignificantes; es el instante de rectificar. Así sucedió en marzo de 1962 ante la política sectaria impuesta por Aníbal Escalante. [Pág. 5]

“De allí que sea tan importante elegir correctamente el instrumento de movilización de las masas. Ese instrumento debe ser de índole moral, fundamentalmente, sin olvidar una correcta utilización del estímulo material, sobre todo de naturaleza social. [Pág. 10]

“Como ya dije, en momentos de peligro extremo es fácil potenciar los estímulos morales; para mantener su vigencia, es necesario el desarrollo de una conciencia en la que los valores adquieran categorías nuevas. La sociedad es su conjunto debe convertirse en una gigantesca escuela. [Pág. 10]

“En nuestro caso, la educación directa adquiere una importancia mucho mayor. La explicación es convincente porque es verdadera; no precisa de subterfugios. Se ejerce a través del aparato educativo del Estado en función de la cultura general, técnica e ideológica, por medio de organismos tales como el Ministerio de Educación y el aparato de divulgación del partido. La educación prende en las masas y la nueva actitud preconizada tiende a convertirse en hábito; la masa la va haciendo suya y presiona a quienes no se han educado todavía. Este es la forma indirecta de educar a las masas, tan poderosa como aquella otra. [Pág. 11]

¿Cómo lograr esto ahora que tenemos una educación muy cuestionada? [ Elio Antonio ]

“Pero el proceso es consciente; el individuo recibe continuamente el impacto del nuevo poder social y percibe que no está completamente adecuado a él. Bajo el influjo de la presión que supone la educación indirecta, trata de acomodarse a una situación que siente justa y cuya propia falta de desarrollo le ha impedido hacerlo hasta ahora. Se autoeduca. [Pág. 12]

“En este periodo de construcción del socialismo podemos ver el hombre nuevo que va naciendo. Su imagen no está todavía acabada; no podría estarlo nunca ya que el proceso marcha paralelo al desarrollo de formas económicas nuevas. […] [Pág. 12]

“Ya no marchan completamente solos, por veredas extraviadas, hacia lejanos anhelos. Siguen a su vanguardia, constituida por el partido, por los obreros que avanzan, por los hombres de avanzada que caminan ligados a las masas y en estrecha comunión con ellas. Las vanguardias tienen su vista puesta en el futuro y en su recompensa, pero esta no se vislumbra como algo individual; el premio es la nueva sociedad donde los hombres tendrán características distintas: la sociedad del hombre comunista.

“El camino es largo y lleno de dificultades. A veces, por extraviar la ruta, hay que retroceder; otras, por caminar demasiado aprisa, nos separamos de las masas; en ocasiones por hacerlo lentamente, sentimos el aliento cercano de los que nos pisan los talones. En nuestra ambición de revolucionarios, tratamos de caminar tan aprisa como sea posible, abriendo caminos, pero sabemos que tenemos que nutrirnos de la masa y que esta solo podrá avanzar más rápido si la alentamos con nuestro ejemplo.

“A pesar de la importancia dada a los estímulos morales, el hecho de que exista la división en dos grupos principales (excluyendo, claro está, a la fracción minoritaria de los que no participan, por una razón u otra en la construcción del socialismo), indica la relativa falta de desarrollo de la conciencia social. El grupo de vanguardia es ideológicamente más avanzado que la masa; ésta conoce los valores nuevos, pero insuficientemente. Mientras en los primeros se produce un cambio cualitativo que le permite ir al sacrificio en su función de avanzada, los segundos solo ven a medias y deben ser sometidos a estímulos y presiones de cierta intensidad; es la dictadura del proletariado ejerciéndose no solo sobre la clase derrotada, sino también individualmente, sobre la clase vencedora. [Pág. 14]

“Todo esto entraña, para su éxito total, la necesidad de una serie de mecanismos, las instituciones revolucionarias. En la imagen de las multitudes marchando hacia el futuro, encaja el concepto de institucionalización como el de un conjunto armónico de canales, escalones, represas aparatos bien aceitados que permitan esa marcha, que permitan la selección natural de los destinados a caminar en la vanguardia y que adjudiquen el premio y el castigo a los que cumplen o atenten contra la sociedad en construcción.

“Esta institucionalidad de la revolución todavía no se ha logrado. Buscamos algo nuevo que permita la perfecta identificación entre el gobierno y la comunidad en su conjunto, ajustada las condiciones peculiares de la construcción del socialismo y huyendo al máximo de los lugares comunes de la democracia burguesa, transplantados a la sociedad en formación (como las cámaras legislativas, por ejemplo). Se han hecho algunas experiencias dedicadas a crear paulatinamente la institucionalización de la revolución, pero sin demasiada prisa. El freno mayor que hemos tenido ha sido el miedo a que cualquier aspecto formal nos separe de las masas y del individuo, nos haga perder de vista la última y más importante ambición revolucionaria que es ver al hombre liberado de su enajenación. [Pág. 15]

“No obstante la carencia de instituciones, lo que debe superarse gradualmente, ahora las masas hacen la historia como el conjunto conscientes de individuos que luchan por una misma causa. El hombre, en el socialismo, a pesar de su aparente estandarización, es más completo; a pesar de la falta de mecanismo perfecto para ello, su posibilidad de expresarse y hacerse sentir en el aparato social es infinitamente mayor.

No tengo dudas que el cubano ha sido más completo en esta revolución. En el documental la “Epopeya de Angola” podemos apreciar la admiración de los combatientes angolanos al referirse a la entrega y sencillez de los cubanos en aquella gesta; muestra evidente de un desarrollo superior del pensamiento en nuestra sociedad; pero lo de “infinitamente mayor”, quizás era una aspiración en aquel momento que aún está distante, lo confirma al iniciar el siguiente párrafo. [Elio Antonio]

“Todavía es preciso acentuar su participación consciente, individual y colectiva en todos los mecanismos de dirección y de producción y ligarla a la idea de la necesidad de la educación técnica e ideológica, de manera que sienta como estos procesos son estrechamente interdependientes y sus avances son paralelos. Así logrará la total consciencia de su ser social, lo que equivale a su realización plena como criatura humana, rotas las cadenas de la enajenación.

“Esto se traducirá concretamente en la reapropiación de su naturaleza a través del trabajo liberado y la expresión de su condición humana a través de la lectura y el arte.

[ Estudio inconcluso ]

2 comentarios

  1. qbanisimo

    en mi opinión el socialismo 1ro a de ser eficiente administrativamente economicamente, 2do a de ser incluyente, capaz de incluir en el proceso de construción incluso a quienes diverjen 3ro justo econoica, social y constituconalmente…

    1. Elio Antonio

      Hola:-)

      Me parece que esa es la opinión de todos; porque sino, qué sería entonces el socialismo.

      Saludos;-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>