Opinión sobre: “El acercamiento entre Cuba y EE.UU. reflexión en torno a sus causas y consecuencias”

Hola:-)

Me place cuando me refrescan hechos sobre los que tuve noticias en mi juventud, es como volver a vivir aquellos tiempos. Agradezco a Alden Hernández la posibilidad de conocer el pensamiento de otros, que lejos de nuestras fronteras, nos aprecian. Esta entrada en “Para Arreglar el Mundo” es un breve análisis basado en alunos aspectos del artículo “El acercamiento entre Cuba y EE.UU.: reflexión en torno a sus causas y consecuencias” de Rodolfo Crespo. Espero les sirva de algo, especialmente para el debate.

…después de la desintegración de la URSS, son las FAR los únicos que celebran y tributan el homenaje y reconocimiento ¿a nombre de todo el pueblo de Cuba?” Sí, y no lo tenga en duda amigo Alden. Nosotros apreciamos por mucho al pueblo ruso, incluso hay sangre mezclada entre ambos. Y si todos los análisis posibles a favor de nuestra hermandad no fueran suficientes para comprender nuestra buena voluntad hacia los “bolos”, baste recordar el adagio: “el enemigo de mi enemigo, es mi amigo”.

¿Ordenaría Raúl Castro entrar en combate a sus militares al lado ruso…” No lo creo, estamos muy distantes. Nosotros estamos en otra línea de defensa: la de Nuestra América. Somos como José Martí sentenciara en su última epístola, escrita al amigo Manuel Mercado, considerada su testamento político: impedir que los EE.UU. se extiendan por nuestras tierras de América.

En este sentido no es difícil vaticinar lo que significaría para Centroamérica, México, y la cuenca del Caribe el fin de las restricciones financieras, de inversión y viajes norteamericanos a Cuba: será apocalíptico”. Cuba estuvo apartada de un mercado del cual es miembro por naturaleza, con su reintegro, solo se vuelve a la normalidad que siempre debieron tener prevista el resto de los participantes en el mercado regional. Además Cuba forma parte de mecanismos de integración latinoamericanos, que tienen como máxima la complementariedad y no precisamente la competencia desleal, ejemplo es el ALBA1. Hace unos días leí en Cubadebate acerca de integrar destinos turísticos entre Cuba y el Caribe, especialmente con República Dominicana. A nuestra Revolución la ha caracterizado siempre el espíritu de justicia y de entrega a las causas de los oprimidos; no creo que sea precisamente apocalíptico el destino de varias economías regionales, aunque a los EE.UU. no les interese eso.

Sin embargo, lo que más duda y difícil pronóstico resulta del impacto de unas relaciones normalizadas entre Cuba y EE.UU. es en la educación patriótica y político-ideológica de la Isla”. Aquí coincido con el autor plenamente. A mi juicio los mayores problemas que enfrenta y continuará enfrentando el país —que para mi es lo mismo que decir la Revolución— son los de carácter subjetivo. La construcción del Socialismo es a base de consciencia colectiva, conducida por una Vanguardia (Partido Comunista). Si el crecimiento económico no es antecedido o al menos, acompañado por el crecimiento ideológico de las masas: ¿quién podrá pronosticar el rumbo del maremagno en la Isla? Yo espero que el timón de la nave continúe en diestras manos por mucho tiempo más. A pesar de los embates del “mar” y los incontrolables “huracanes”, los cubanos tenemos una inmensa tarea que lograr: demostrar que otro mundo es posible. Pueden aparecer en los medios denuncias, evidencias, de nuestras flaquezas culturales; pero de lo que no tengo dudas, es del valor y la voluntad que tenemos muchos, para apartar del camino a quienes intenten destruir la obra que se ha erigido.

Y lo mismo en relación con la izquierda latinoamericana, esa que el intelectual argentino Claudio Katz decía que la perdurabilidad de la Revolución Cubana ha sido determinante en el cambio que ha registrado el escenario latinoamericano de los últimos tiempos (10), ¿Mantendrá Cuba su discurso antimperialista?, ¿dejará de ser EE.UU. el “norte revuelto y brutal que nos desprecia”?, ¿seguirá aupando Cuba a los árboles latinoamericanos para que no pase el “gigante de las siete leguas”, apretándose todos en el empeño, como recomendaba desde el siglo XIX el anticolonialista José Martí, “como la plata en las raíces de los Andes”?, ¿cómo conjugar ese doble papel de al mismo tiempo ser el “amigo” del enemigo de nuestros pueblos?” La respuesta a cada pregunta irá apareciendo o deslumbrándose irremediablemente con el tiempo. Antes de la actualización del modelo económico de la Revolución, desde los inicios de la misma, seguro se plantearon preguntas similares; ¿y qué respuestas han tenido? A mi modo de ver: satisfactorias. Mírennos aquí, de pie, frente a Goliat, 56 años después: líderes en internacionalismo, segundos en el deporte continental, admirados y queridos por millones de hombres buenos en todo el mundo y todo eso, sin renunciar a principio alguno. Así continuará siendo hermano Alden. Lógicamente, en un contexto distinto para el cual nos preparamos de disímiles formas; mire usted: este mismo debate que hemos iniciado usted y yo recientemente y que comparto ahora con mis compatriotas, gracias a Reflejos: blogs de la familia cubana.

Descargar el artículo referido (.RAR)

Continuamos en debate.

 


1 “En tal sentido coincidimos plenamente en que el ALBA no se hará realidad con criterios mercantilistas ni intereses egoístas de ganancia empresarial o beneficio nacional en perjuicios de otros pueblos. Solo una amplia visión latinoamericana, que reconozca la imposibilidad de que nuestros países se desarrollen y sean verdaderamente independientes de forma aislada, será capaz de lograr lo que Bolívar llamó ‘Ver formar en América la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riqueza que por su libertad y gloria’ y Martí concibiera como la ‘América nuestra’, para diferenciarla de la otra América, expansionista y de apetitos imperiales.” Fragmento de la Declaración Conjunta que recoge el acuerdo entre Chávez y Fidel para la aplicación de la Alternativa Bolivariana para las Américas —actualmente: Alianza.

 


Artículos relacionados


Share

8 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • qbano en 17 julio, 2015 a las 8:07 pm
    • Responder

    yo lo que si es que se avecinan momeno complejos

    1. Hola qbano:-)

      Así mismo.

      Saludos;-)

  1. Las relaciones con Estados Unidos eran algo necesario hace rato para Cuba, para los propios Estados Unidos y para los demás países de la región. Esa confrontación nunca debió existir y no trajo otra cosa que daños para todo el mundo, excepto para aquellos que hicieron “fortuna” a costa de esas diferencias. Por otro lado, no estoy de acuerdo con esa frase “el enemigo de mi enemigo es mi amigo”, porque entonces ¿hubiéramos sido amigos de Bin Laden? No, verdad, cada caso lleva su propio análisis y cada regla su excepción.

    1. Hola Arnaldo:-)

      La entrada que nos ha dado la oportunidad de intercambiar ideas, toma como punto de partida un artículo de autoría española, espero lo haya podido leer, porque me pareció interesantísimo su contenido y la forma de expresarlo. La frase aludida –como todas las frases– debe analizarse dentro de un contexto: solo me refería a la relación entre EE.UU.-Cuba-Rusia. Espero que ahora coincidamos.

      Saludos y gracias por escribir.;-)

  2. Esto hay que ir observando desde el principio, sin nunca olvidar nuestro origen. Somos cubanos y sabemos que todo Ha cambiado desde 1959 gracias a la Revolución. Las relaciones de Cuba y Estados Unidos debn ser mutuas pero hay que acordarse siempre de la frase del Che: “Al imperialismo ni un tantico así…”

    1. Hola yasmani12:-)

      Mira, yo creo que de mutuo, lo que va haber, serán muchas controversias. ¿Tú crees que ellos no harán lo mismo que hacen ahora con Venezuela o con Irán? Entonces Raúl o el que venga detrás, tendrán que estar enfrentando a cada rato declaraciones agresivas de los yankis. Lo que pasa es que mientras continúen las peleas, habrá que ir haciendo negocios para poder vivir y seguir peleando.

      Mire lo que dice Jesús Arboleya en Cubadebate: http://www.cubadebate.cu/opinion/2015/07/19/cuba-esta-en-mejores-condiciones-para-lidiar-con-la-politica-norteamericana/

      Gracias por comentar. Saludos;-)

    • juank en 21 julio, 2015 a las 8:09 pm
    • Responder

    tendremos quizas que aprender a hacer y responder preguntas complejas
    tendremos que aprender a conocernos y respetarnos diversos pero sobre todo deberemos enfrentar una realidad totalmente distinta http://internet1.cubava.cu/2015/07/19/quien-mato-la-jugada-en-cubava/
    http://luchatuyucataino.cubava.cu/2015/07/09/quien-mato-la-jugada-en-cubava/

  3. sin dudas será complejo! 1ro creo que deberemos competir con los productos agrícolas que se importen o sea nada nuevo los productores nacionales enfrentarán otras barreras… 2do enfrentaremos la ruptura del bloqueo informativo mediante internet principalmente o sea podremos decir discrepar, denunciar etc y ello por supuesto tiene consecuencias 3ro si se elimina el bloqueo entonces podrían quedar desnudas todas deficiencias administrativas o sea el 3er bloqueo podría convertirse entonces si en el peor enemigo…

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.