Ene 06

Ella, no es Arlin

Gran mural sobre la pared de la Escuela de Economía "Asdrúbal López"

Gran mural sobre la pared de la Escuela de Economía “Cap. Asdrúbal López” en la Ciudad de Guantánamo. Intersección de las calles Moncada y Ramón Pintó. (2015)

Hola:-)

Después de haber vivido las rutinarias horas de trabajo de uno de los primeros días del pasado diciembre, regresaba a casa algo molesto y también cansado; afortunadamente no recuerdo el porqué del malestar. Tome una guagua en el sitio fundacional1 rumbo al reparto obrero donde vivo con mi querida esposa y mi adorado pequeño hijo. Cuando el omnibus tomo la calle Moncada, una mujer detrás de mí le preguntó a otra a su lado: —¿Quién es esa? Refiriéndose a la efigie de mujer con la que culmina el gran mural sobre la pared de la Escuela de Economía “Cap. Asdrúbal López Vázquez” y su acompañante respondió: —¡Es Arlín! Me imagino que todos coincidan conmigo en pensar que se refería a la distinguida periodista guantanamera Arlín Rodríguez Derivet.

Gran mural sobre la pared de la Escuela de Economía "Asdrúbal López"

Al fondo imagen de mujer corresponde a la pedagoga y creadora guantanamera Antonia L. Cabal Salis. Para más información puede consultar Ecured. (Guantánamo, 2015)

Por mi mente pasaron “millones” de preguntas y respuestas en fracciones de segundos. Lo primero fue decirme hacia mis adentros: ¡Qué barbaridad!, mientras me sonreía porque esa aseveración, errada para mí , hizo desaparecer instantáneamente aquel malestar que me agobiaba. Sintiéndome mejor volteé para ver de quienes se trataba y sobre todo para intervenir, pretendiendo esclarecerles sus dudas. Cuándo vi que eran mujeres blancas y cincuentonas —quizás— reflexioné: En nuestra sociedad se cometen muchos errores, algunos llegan a ser horrores y es posible, que estemos en presencia de uno de ellos en ese mural. Déjame averiguar por si acaso, no vaya ser que haga el ridículo haciéndome el “chévere” delante de estas damas. Entonces me enderecé en el asiento quedando con algo de remordimiento por haber dejado las cosas a medias. Luego, la que preguntó expresó: ¡¿Qué orgullosa debió sentirse ella, verdad?! Y yo continué con mis análisis: Quizás dedujeron eso porque Arlín recién había hecho dos programas de la Mesa Redonda —bueno, no les salieron redondas, más bien fueron triangulares— desde Guantánamo y la imagen en verdad, se da un parecido a la periodista y conductora de aquel programa.

Pasaron los días y en una tarde de mi rutinaria busqueda de transporte encontré a Zulma Ojeda, Directora del Grupo para el Desarrollo Integral de la Ciudad (GDIC) sentada en un banco de la actual Plaza 24 de Febrero y le pregunté por la personalidad de aquel rostro de mujer, la cual resultó ser Antonia Luisa Cabal Salis. Le comenté este suceso que les narro ahora —sonrió— y de paso, le propuse hablarle sobre la familia de blogs “Desde Guantánamo…” que estoy implementando como prototipo para un gran proyecto cultural, desde la cabeza del caimán.

Antes de escribir esta entrada en Para Arreglar el Mundo, visité la sede del GDIC y allí muy atentamente el periodista Ernesto T. Hermosilla me explicó entre otras cosas, que en la proyección de ese mural debían aparecer los nombres de las personalidades que estarían representadas en él; pero que finalmente no quedaron impresos. Es decir, que las palabras que ayudaran a esclarecer cualquier duda sobre el contenido de esa gráfica gigantesca, instalada gracias al Proyecto Origen, en ocasión del 145 aniversario del otorgamiento del título de Villa a la Ciudad de Guantánamo y de gran simbolismo para los lugareños —en primera instancia—, estarán disponibles en algún futuro que espero, sea cercano.

Sirva esta anécdota para percatarnos de que la grandeza humana trasciende el tamaño, ella más bien esta en alcanzar los detalles de las cosas.

Feliz, 2016

Saludos;-)

 


  1. Lugar desde donde comenzó a crecer la ciudad de Guantánamo hace casi 200 años; actualmente corresponde a las inmediaciones de la calles Los Maceos y Bernabé Varona.

 


Espacio para promocionar: Arquitectura guantanamera

Maqueta digital Plaza 24 febrero

Maqueta digital de la Plaza 24 Febrero (Proyecto Origen). Obra del arquitecto José Blanco. Tomado de la revista Entre Ríos, Asamblea Municipal del Poder Popular de Guantánamo, No. 1, año 2015.

Share

2 comentarios

    • víctor on 9 marzo, 2016 at 5:44 pm
    • Responder

    permítame decirle que considero tiene mucha razón, elio antonio, en lo que dice… y que a la vez considero que hay muchas más razones que no dice y creo que pudiera… no sólo que ella no es arlín, por supuesto, que sería lo de menos, sino que no quedaran impresos los nombres que debían aparecer en la proyección del mural, no tiene otro nombre que chapucería, no sólo como usted tierna y amablemente prefiere dejar escrito que la grandeza “está en alcanzar los detalles de las cosas… tal vez podría decirse que pese a su amabilidad y disposición y atención hay responsables que no lo son tanto, cuando no exigen que se hagan las cosas como se planifican y en las cuales se emplearon recursos para que daran bien, o como debían haber quedado…. ¿por qué zulma ojeda sánchez, director del grupo para el desarrollo integral de la ciudad, el periodista ernesto torres hermosilla, que usted consultó, o quienes corresponda por su responsabilidad con los recurswos que ahí se emplearon, no dicen, no le dijeron (para que usted pudiera decirlo aquí, para arreglar el mundo), no insisten, no publican quién no imprimió los nombres y que debieron hacerlo, quien se conformó con menos de lo que debía, quién decidió, se conformó o prefirió o echó a menos el asunto de los nombres… en fin, ¿quién hizo la chapucería, quién se la permitió, qué costo tiene, tanto desde el punto de vista material, que no es poco, como desde el punto de vista cultural, que parece mucho más? dese cuenta que como está, mal, chapuceramente hecho, el alimento espiritual cae en saco roto, muchos no sabrán quién es ella, o la confundirán con quien no es, ni se motivarán a saber más…??? claro que esto es lo que todos debemos hacer, no usted sólo, sino los que debemos y podemos poner algún granito de arena para arreglar el mundo desde guantánamo….

    1. Hola Víctor:-)

      Sobre este tema existen infinidad de horrores. Las chapucerías en la construcción de la Plaza —me imagino que en las restauraciones de inmuebles en los alrededores también las habrá— son inexplicables para mi, por lo grosero del asunto. En este momento tengo poco tiempo para escribirle todo lo que me vino a la mente ayer cuando leí su comentario, que devela una persona muy molesta por los males desproporcionados en nuestra sociedad. Ante tales problemas, yo he adoptado la estrategia de minimizar las críticas, denuncias y concentrarme, en encontrar posibles soluciones o catalizadores de soluciones a largo plazo; por que no veo otra forma de arreglar el mundo. Pienso que desde la informatización de la sociedad, tendré un camino expedito para actuar, junto con otros hombres y mujeres con similares propósitos.

      De lo que estamos claros es que algo tenemos que hacer los que nos creemos con posibilidad de ayudar a la Ciudad, a la provincia y al país y ese hacer algo, debe ser mucho más refinado que una simple crítica.
      Le pido disculpas por no ser lo suficientemente claro en este comentario; pero otras oportunidades seguro tendremos de continuar debatiendo. Por lo pronto, le recomiendo visitar el blog portal de un sistema de gestión de información y conocimiento para la provincia, llamado Familia de Blog Desde Guantánamo, a través del cual, pretendemos hacer un aporte a la solución de los problemas que nos preocupan. Gracias por escribir.

      El sitio es: http://desdeguantanamo.cubava.cu/

      Saludos;-.)

Deja un comentario

Your email address will not be published.